Skip to main content

Limits of Resilience: Uncertain recovery in mangrove ecosystems following repeated hurricane disturbance

Marking the next phase of the Mangrove Coast Collaborative, this project will map mangrove changes from hurricane impacts through 2023 and analyze factors hindering post-hurricane recovery at specific sites. 


The mangrove ecosystems of the greater Caribbean are facing major coastal hazards, including increasingly frequent strong tropical cyclones. These ecosystems are being tested by a combination of factors including cyclones, rising sea levels, changes in water flow, and coastal development. In 2017, Hurricanes Maria and Irma impacted mangrove ecosystems in Jobos Bay NERR and Rookery Bay NERR, respectively, prompting the initiation of the Mangrove Coast Collaborative (MCC) in 2020 to understand the relationships between hurricane impact and recovery in these reserves. Preliminary results from the ongoing MCC project show persistent areas of minimal recovery in both reserves, particularly in black mangrove-dominated basin forests. The cause(s) of this limited recovery is uncertain, but is likely related to hydrological stress. In the fall of 2022, both reserves again were impacted by tropical cyclones, Hurricanes Fiona and Ian, potentially altering recovery trajectories. Following these events, both reserves identified the need to understand the effect of subsequent hurricane impacts on mangrove ecosystem resilience, especially at locations showing minimal recovery in the past 5 years.

This project will provide the identified information needs for both reserves that have arisen under an unprecedented new normal of more frequent hurricanes. Using methods established during the collaborative MCC process, the project team will extend mangrove change mapping through 2023 to capture impacts from the hurricanes and to assess causes of limited post-hurricane recovery at select locations via temporal monitoring of the hydrological regime. Data will be used within a decision-making framework co-designed with managers during the MCC to make decisions related to restoration and to gain insights into the variability of post-hurricane recovery and implications for resilient human-natural coastal ecosystems.

Límites de resiliencia: recuperación incierta de los ecosistemas de manglar después de repetidas perturbaciones por huracanes

Este proyecto, que marca la siguiente fase del Proyecto de Colaboración Costera en los Manglares (Mangrove Coast Collaborative – MCC), mapeará los cambios en los manglares debido a los impactos de los huracanes hasta el 2023 y analizará los factores que obstaculizan la recuperación posterior a los huracanes en sitios específicos.


Los ecosistemas de manglares del Gran Caribe enfrentan importantes peligros costeros, incluidos ciclones tropicales cada vez más fuertes. Estos ecosistemas están siendo puestos a prueba por una combinación de factores que incluyen ciclones, aumento del nivel del mar, cambios en el flujo del agua y desarrollo costero. En 2017, los huracanes María e Irma impactaron los ecosistemas de manglares en las Reservas del Sistema de Investigación Estuarina de Bahía de Jobos en Puerto Rico y de la Bahía de Rookery en Florida, respectivamente, lo que motivó el inicio del Proyecto de Colaboración Costera en los Manglares (Mangrove Coast Collaborative - MCC) en 2020 para comprender las relaciones entre el impacto de los huracanes y la recuperación en estas reservas. Los resultados preliminares del proyecto MCC muestran áreas persistentes de mínima recuperación en ambas reservas, particularmente en los bosques de cuenca dominados por mangle negro. Las causas de esta limitada recuperación son inciertas, pero probablemente estén relacionadas con el estrés hidrológico. En el otoño de 2022, ambas reservas se vieron afectadas nuevamente por ciclones tropicales, los huracanes Fiona e Ian, lo que podría alterar el rumbo de la recuperación. Luego de estos eventos, ambas reservas identificaron la necesidad de comprender el efecto de los impactos de estos nuevos huracanes en la resiliencia de los ecosistemas de manglar, especialmente en los lugares donde se observó una mínima recuperación en los últimos cinco años.

Este proyecto proporcionará la información necesaria para ambas reservas bajo la nueva normalidad de mayor frecuencia en la ocurrencia de los huracanes. Utilizando métodos establecidos durante el proceso colaborativo de MCC, el equipo del proyecto extenderá el mapeo de cambios en los manglares hasta el 2023 para capturar los impactos de los huracanes y evaluar las causas de la limitada recuperación en lugares seleccionados mediante el monitoreo temporal del régimen hidrológico. Los datos se utilizarán dentro de un marco de toma de decisiones diseñado durante el Proyecto MCC junto a los manejadores para tomar decisiones relacionadas con la restauración y obtener información sobre la variabilidad de la recuperación posterior a los huracanes y las implicaciones para la resiliencia de los ecosistemas naturales y humanos en la costa.